CORRECTIVOS EN LA SECRETARIA DE SALUD DEPARTAMENTAL SON INAPLAZABLES

Home / En los Medios / CORRECTIVOS EN LA SECRETARIA DE SALUD DEPARTAMENTAL SON INAPLAZABLES

boletin-de-prensa-new-01

CORRECTIVOS EN LA SECRETARIA DE SALUD DEPARTAMENTAL SON INAPLAZABLES SOSTIENE CONCEJAL GUERRA HOYOS

Replantear de manera urgente los controles y las personas que los hacen para que los delincuentes que están desangrando los hospitales Públicos de Antioquia y la Banda Criminal de Batas Blancas no se sigan convirtiendo en el principal obstáculo para una región que busca progresar en sus servicios de salud, sugirió el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos al gobernador Luis Pérez Gutiérrez.

En una carta enviada al mandatario, Guerra Hoyos afirmó:

“Es de público conocimiento que una verdadera estructura de corrupción ha venido desangrando varios hospitales del departamento a través de tráfico de concursos de méritos y de contratación de empresas y entidades “sin ánimo de lucro” corruptas, al tiempo que un grupo de médicos delincuentes se ha ensañado con pacientes de cirugía estética, sumando a la fecha la víctima mortal número trece.”

El corporado sostiene además que:

“funcionarios de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia  se reúnen clandestinamente en fincas con abogados y personas comprometidas en el desangre de los hospitales de Caucasia, Marco Fidel Suárez de Bello, Turbo, San Rafael de Itagüí, La María y General de Medellín entre otros; y también con falsos cirujanos plásticos para maquillar los controles administrativos y plantear estrategias jurídicas y mediáticas en contra de quienes denunciamos sus crímenes”.

El texto completo de la carta es el siguiente:


Doctor

LUIS PÉREZ GUTIÉRREZ

Gobernador

Asunto: Correctivos Urgentes Corrupción en la Salud.

Finaliza el 2016 con un saldo desastroso en el sector de la salud en la región por cuenta de la falta de controles. Es de público conocimiento que una verdadera estructura de corrupción ha venido desangrando varios hospitales del departamento a través de tráfico de concursos de méritos y de contratación de empresas y entidades “sin ánimo de lucro” corruptas, al tiempo que un grupo de médicos delincuentes se ha ensañado con pacientes de cirugía estética, sumando a la fecha la víctima mortal número trece.

Un gobierno de la magnitud que ha sumido como proyecto “Antioquia Piensa en Grande”, estoy convencido que tiene la capacidad suficiente para advertir que unos cuantos funcionarios, corrompidos o inexplicablemente ineptos, no tienen por qué seguir permitiendo que tantos esfuerzos gubernamentales por posicionar a Medellín y Antioquia como la mejor opción en servicios de salud, se vean truncados ante los diminutos intereses de unos pocos.

Existe la estructura del carrusel de la salud que en otras comunicaciones le he advertido, y no sólo porque existen delincuentes dispuestos a saquear los recursos de la salud, sino también porque cuentan con la garantía de un estado pasivo, indolente o cómplice. Y con esas mismas condiciones es que los falsos cirujanos plásticos han hecho su agosto en las narices de la institucionalidad.

El Gobierno Nacional a través de iniciativas legislativas y administrativas tiene buena parte de la responsabilidad de evitar este desastre, y en igual modo las autoridades judiciales a través de investigación y juzgamiento de criminales. Pero nada de ello será suficiente si los hospitales continúan siendo auditados por un contralor que se tapa la nariz y cierra los ojos ante hallazgos como el colosal peculado que se presentó en varios hospitales del departamento por más de 16.000 millones de pesos de los recursos que se destinarían a inversión social, a cambio de cirugías que le permitieron “mejorar sus contornos corporales”.

O funcionarios de la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia que se reúnen clandestinamente en fincas con abogados y personas comprometidas en el desangre de los hospitales de Caucasia, Marco Fidel Suárez de Bello, Turbo, San Rafael de Itagüí, La María y General de Medellín entre otros; y también con falsos cirujanos plásticos para maquillar los controles administrativos y plantear estrategias jurídicas y mediáticas en contra de quienes denunciamos sus crímenes

De igual modo, ¿cómo se puede explicar, señor Gobernador, que clínicas de garaje donde no existen medios para atender complicaciones de pacientes y donde operan a sus anchas personas sin la idoneidad para realizar procedimientos invasivos y a veces múltiples y complejos, sigan operando como si nada les pudiera pasar a pesar de tantas denuncias y advertencias?

La única respuesta que se me ocurre y que constituye un imperativo ético además de una política saludable y socialmente correcta, es que deben replantearse de manera urgente los controles y las personas que los hacen para que estos delincuentes no se sigan convirtiendo en el principal obstáculo para una región que busca progresar en sus servicios de salud. Ningún gobierno está a salvo de la infiltración de malos funcionarios, pero ante esta inocultable problemática, es indiscutible que muchas cosas tienen que cambiar, y los correctivos ya son inaplazables.

Agradezco su valiosa atención.

Atentamente,

BERNARDO ALEJANDRO GUERRA HOYOS

Concejal

carta-de-colores-01

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search