LA CORRUPCIÓN EN LA MARÍA NO PUEDE QUEDARSE EN UNA MULTA POR 140 MILLONES DE PESOS

Home / En los Medios / LA CORRUPCIÓN EN LA MARÍA NO PUEDE QUEDARSE EN UNA MULTA POR 140 MILLONES DE PESOS

boletin-de-prensa-new-01

LA CORRUPCIÓN EN LA MARÍA NO PUEDE QUEDARSE EN UNA MULTA POR 140 MILLONES DE PESOS

La grave situación de corrupción presentada en el Hospital La María durante la gerencia de William Marulanda Tobón no puede quedarse en una multa por 140 millones de pesos, expresó el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos luego de conocer los resultados de la auditoría forense que realizó la Superintendencia de Salud entre noviembre y diciembre del año pasado.

Guerra Hoyos manifestó que se está a la espera de que la Fiscalía General acelere el proceso penal, la Contraloría General de la República haga lo propio desde la responsabilidad fiscal y la  Procuraduría General de la Nación actúe respecto al proceso disciplinario para que las personas implicadas en los actos de corrupción en dicha entidad hospitalaria respondan.

Recordó que en octubre del año pasado le correspondió iniciar un debate en el Concejo de Medellín por los graves hechos que inicialmente se registraban en el Hospital La María donde se destacaba la celebración de contratos de tercerización laboral con la cooperativa Integrasalud, la cual utilizaba a médicos venezolanos aprovechando sus dificultades económicas; así como la realización de procedimientos estéticos que implicaron a familiares del ex gerente del hospital y al actual Contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, quien pretendió cargar los costos de su cirugía al sistema de salud.

Sostuvo que la Fiscalía debe además proceder con respecto a los integrantes del Carrusel de la Salud que han desangrado a varios hospitales de Antioquia además de La María como son: el hospital de Bello, el hospital de Caucasia, el hospital de Yolombó, Puerto Berrio, Turbo, Ebéjico, entre otros.

Pidió a los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa ayudar a salvar el Hospital General de Medellín donde el gerente, Jesús Eugenio Bustamante Cano, actúa irregularmente para poder cumplir compromisos con la red de corrupción de la cual hace parte y, que atenta contra la estabilidad económica de más de 30 hospitales públicos en el departamento de Antioquia.

Sostuvo que frente esta delicada situación propiciada por las actuaciones del Carrusel de la Salud en Antioquia, el contralor Sergio Zuluaga Peña no actúa por que los integrantes de dicho carrusel ya le pagaron su silencio por adelantado con la famosa cirugía realizada en el Hospital La María.

Dijo que la gravedad de los hallazgos realizados en el Hospital La María por parte de la Superintendencia de Salud motivó al señor gobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez a realizar una reunión extraordinaria de Junta Directiva para hoy a las cuatro de la tarde.

Para una mayor ilustración de los hechos comentados se transcribe en su totalidad el comunicado de la Superintendencia de Salud y  se anexa un audio con la intervención del concejal Guerra Hoyos en la rueda de prensa.


  CP- CP-OCEII- 014

Bogotá, junio 7 de 2017. La Superintendencia Nacional de Salud, reveló los principales hallazgos de la auditoría forense realizada al hospital público La María de Medellín, Antioquia. Se trata de más de 35 hallazgos que revelan graves hechos de corrupción al interior de la institución.

El análisis forense fue ordenado por el Superintendente Nacional de SaludNorman Julio Muñoz, tras recibir denuncias sobre presuntas prácticas irregulares que comprometían recursos del sistema de salud. Entre los principales hallazgos se encuentran:

  • Procedimientos quirúrgicos realizados a particulares no facturados:se identificaron 102 casos en los que se practicaron procedimientos estéticos y se suministraron medicamentos e insumos que nunca se facturaron por $130 millones. Se favorecieron de esta manera usuarios particulares, y familiares de los administradores del hospital.
  • Medicamentos y/o insumos facturados por menor valor: se hallaron 537 facturas de servicios prestados a particulares y empleados en los que se cobró un menor valor por este concepto cuya suma asciende a $64 millones.
  • Inconsistencia en el registro de inventario de farmacia: se estableció la omisión de los registros del almacén y la consecuente sub facturación de medicamentos e insumos.
  • Financiamiento de servicios de salud a particulares y empleados:durante el año 2015 y primer semestre de 2016 se identificó una cartera de $599 millones correspondiente a financiación de servicios de salud a pacientes particulares y algunos empleados. Se identifica de este valor, que el mayor porcentaje corresponde a financiación de servicios a particulares.
  • Manipulación en la facturación de venta de servicios médicos y procedimientos quirúrgicos:se identificó alteración de los registros del sistema de facturación respecto al número de procedimientos prestados a pacientes particulares y los facturados. Se realizaban anulaciones, eliminación de registros y modificaciones no autorizadas sobre facturas, recibos de caja, entre otros, encontrándose diferencias por valor total de $1.901 millones.
  • Facturación de servicios a pacientes fallecidos: se identificó la existencia de 35 casos de facturas expedidas por valor de $36 millones por servicios médicos prestados a pacientes que registran estado de fallecido con más de 2 meses de anterioridad a la fecha de emisión de la factura.
  • Tercerización laboral: se evidenció que más del 70% de los funcionarios de la E.S.E que desarrollan labores misionales permanentes corresponden a contratación tercerizada de servicios profesionales mediante la suscripción de contratos principalmente con dos asociaciones sindicales. Durante 2015 y 2016 la relación contractual fue por valor de $24.000 millones, de los cuales ya se han ejecutado $17.000 millones. Dicho valor representa 5 veces el total de costos y gastos de personal de la nómina.
  • Vulnerabilidad en los sistemas de información:la ausencia de controles facilitaron la manipulación intencional de la información de los procesos de facturación, cartera e inventarios que permitió que se presentaran las prácticas irregulares mencionadas.
  • Alteración de estados financieros: existen importantes diferencias entre los recaudos de cartera y los ingresos percibidos por facturación a través de las cuentas bancarias de la E.S.E y que se reflejan en los libros oficiales por valor de $10.485 millones para el año 2015.

Dada la gravedad de los hallazgos, la Superintendencia Nacional de Salud abrió un proceso administrativo en contra del ex gerente de la E.S.E William Marulanda Tobón que culminó con la imposición de una sanción en primera instancia superior a los $140 millones (200 SMLMV) por la omisión en el cumplimiento de las funciones relacionadas con el manejo de los recursos públicos. En la investigación se pudo constatar que el señor Marulanda no fue diligente ni transparente en el uso, gestión y conservación de los recursos del sistema de salud como se evidencia a través de los hallazgos de la auditoría forense.

Adicionalmente, la entidad dio traslado de la totalidad del informe de auditoría a la Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría General de la Nación para lo de su competencia.


carta-de-colores-01

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search